El cambio climático es una realidad que se ve desde el espacio

  • marzo 29, 2018

Resultado de imagen de cambio climatico desde el espacio satelite

Continuamos adentrándonos en las tecnologías que empleamos en Green Urban Data para conseguir ciudades más sostenibles y con mejor calidad de vida de sus ciudadanos. Anteriormente os hablamos del Big Data Ambiental, qué es y sus aplicaciones y, en esta ocasión, hablaremos sobre los satélites: cuántos hay, para qué sirven y cómo los utilizamos.

Los satélites artificiales son objetos creados por el hombre y lanzados al espacio en órbitas predeterminadas para recabar distintos tipos de información. En la actualidad hay 4635 satélites alrededor de la tierra, pero solo 1738 están activos. El resto han quedado como basura espacial.

Los satélites que se encuentran operativos tienen multitud de usos que afectan a nuestra vida cotidiana sin que seamos conscientes de ello. Desde el uso militar y de seguridad, actividades comerciales como los satélites de televisión y telefonía y para uso científico.

La misión científica de los satélites

Ya desde los años 60, con el inicio de la carrera espacial, americanos y rusos pusieron en órbita satélites con uso exclusivamente científico. La toma y recopilación de imágenes de la superficie de la tierra para el estudio de los océanos y las masas terrestres ha ayudado desde hace años a la predicción de fenómenos naturales y a crear conciencia de cómo el cambio climático está afectando a nuestro planeta.

La subida del nivel del mar (3mm/año en los últimos 10 años), el deshielo de los glaciares, las emisiones de gases de efecto invernadero, el descenso de la cobertura vegetal…todo ello se conoce gracias a la labor de los satélites científicos. El cambio climático es una realidad que se ve desde el espacio.

Green Urban Data y la teledetección

Los satélites recogen información escaneando la superficie del planeta y generando imágenes con infinidad de datos. El suelo, la vegetación, las superficies acuáticas…todo ello emite un reflejo en función de sus características generando datos que se usan para la medición de diversos parámetros.

El valor añadido del software de GUD es la muestra de todos los datos de manera sencilla y visual a través de un visor web, evitando así complicadas tablas o gráficos y facilitando la comprensión de estos.

Green Urban Data utiliza la teledetección para obtener información sobre la temperatura de la superficie de una ciudad o la densidad de la vegetación de un determinado parque o avenida.

Para medir la temperatura de la superficie de la tierra o, como se conoce por sus siglas en inglés LST (Land Surface Temperature) y el NDVI, o índice de vegetación, GUD realiza un análisis multiespectral de las imágenes facilitadas por los satélites, selecciona la información relevante en cada caso y es capaz de generar productos derivados de estas.

La posibilidad de analizar el impacto de los cambios realizados en las ciudades se convierte en una poderosa herramienta para crear Smart Cities, donde la calidad de vida de los ciudadanos sea cada vez mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *