Greening Valencia: modelo de vegetación

  • octubre 10, 2017

Imagen del Parc de Capçalera (Asoc Española de Paisajistas)

El concepto ‘greening‘ es muy amplio, cada vez tiene mayores y nuevas acepciones. En unos casos se asocia con la sostenibilidad. En otros con la vegetación y también con lo ecológico o lo saludable. Por todo ello nos parece apropiado utilizar este término para referirnos a todo lo que de una forma u otra guarda cierta relación con la vegetación. Concretamente en la ciudad de Valencia.

Recientemente, hemos podido seguir con atención diversas noticias relacionadas con este tema: la iniciativa de sustitución de naranjos amargos por árboles de sombra, el inicio de las plantaciones de arbolado en la primera fase del Parque Central, o el desarrollo de nuevos parques en diversos barrios de la ciudad, donde la participación ciudadana juega un papel cada vez más importante.

Nuevos modelos

Y es que todo ello, no deja de ser fruto del nuevo modelo de jardinería que el Govern de la Nau está implantando en la ciudad de Valencia, para lograr que los jardines se transformen en lugares para usar y no solo admirar

Por todo ello, convencidos de que la utilización de la vegetación en la ciudad, es y será un elemento clave en la transformación hacia modelos de smart city más sostenibles. Desde Green Urban Data queremos contribuir a mejorar el acceso a información sobre la vegetación y los espacios verdes en la ciudad que nos permita también valorar su función para la mejora de la calidad ambiental urbana, en beneficio de la calidad de vida de los ciudadanos y resto de seres vivos del medio urbano.

Análisis de Valencia

En la imagen superior podemos ver un mapa de representación del nivel de densidad de vegetación en Valencia. Este parámetro se puede interpretar a través del Índice de Vegetación Ajustado a Suelo (SAVI) apropiado para regiones que tienen poca cubierta vegetal, como las zonas urbanas por la escasa vegetación existente en ellas, indicándonos por ello las zonas verdes existentes (en verde más oscuro las de mayor densidad y en verde claro las de menor).

A grandes rasgos, cabe señalar la importancia de las zonas de huerta al norte y sur de la ciudad. También el Jardín del Túria y diversos espacios verdes que lo vertebran con otras áreas de la ciudad (Parc de Capçalera, Jardí Botànic, Jardins de Vivers). Y junto a otras avenidas como Blasco Ibáñez al norte o el Bulevar sur y el Parc de la Rambleta en el sur.

En esta imagen se aprecian (en verde) diversos barrios con mayor densidad de vegetación que el resto de la ciudad, como son: Tres Forques, Safranar, Orriols, La Carrasca (UPV y alrededores), La Ciutat de Les Arts i Les Ciéncies o Penya-Roja.

En el detalle de esta secuencia, se puede observar que entre las diferentes zonas verdes próximas al centro de la ciudad, existen algunas con mayor densidad como: el Jardí Botànic o la parte del Llit del Túria, próxima al Jardins del Real.

Densidad de la vegetación

Pero, además de poder valorar la vegetación urbana por su nivel de densidad o masa de vegetación, resulta de gran ayuda tener algún indicador de su calidad. Este parámetro lo podemos obtener mediante el análisis del Índice de Vegetación Normalizado (NDVI). Este indicador está reconocido como uno de los más útiles para el estudio de características de la biosfera terrestre y su dinámica, y gracias a este índice podremos conocer el estado de salud de la vegetación.

Este parámetro ha sido ampliamente analizado desde hace más de 40 años por muchos estudios científicos y aplicaciones en el sector agrícola y forestal. Sin embargo, la reciente evolución tecnológica de los satélites, con mayor resolución y frecuencia de paso, permite emplear esta tecnología en la ciudad con nuevos y múltiples usos: control de la calidad de la vegetación, estimación de su capacidad de absorción de CO2, alertas por necesidad de riego, control de plagas, etc.

Vigor de la vegetación

En la imagen superior, se representa la calidad de la vegetación a través del indicador de ‘vigor vegetativo’, es decir, la salud de la planta o la calidad de las hojas de la vegetación. De este modo, se resaltan en verde oscuro las zonas con mejor NDVI y en tonos más claros, las zonas con nivel vigor vegetativo más bajo.

A nivel general se ve con claridad que destaca la zona del Jardí del Túria, diversas áreas de huerta y algunas avenidas como: Blasco Ibáñez, Hermanos Maristas o el Bulevar Sur. También otras zonas verdes como: el Parc de la Rambleta, el Botànic y Vivers.

Sobre estas líneas se distinguen algunas áreas de mayor calidad de vegetación: el Botànic, el Parc de L’Oest, els Jardins del Reial o la Avinguda de Blasco Ibáñez.

Estos índices de vegetación y otros son de gran utilidad para el diagnóstico y monitoreo del estado de la vegetación en la ciudad, su calidad y su influencia sobre otros parámetros ambientales como la temperatura o la calidad del aire, sociales como el confort y la calidad de vida e incluso en la salud, como la disminución del riesgo de padecer determinadas enfermedades respiratorias o cardiovasculares.

Desde el equipo de Green Urban Data en próximas entradas seguiremos desarrollando en mayor profundidad estos temas, síguenos y ayúdanos a mejorar con tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *